Entradas

Mostrando entradas de 2018

¡Cómo ha cambiado el mundo!

Imagen
“No hay nada permanente, excepto el cambio” (Heráclito)





Hasta los 20 años, solo conocía mi aldea, el pueblo de Corcubión, donde estudié bachillerato, y Santiago, donde terminé el bachillerato y estudiaba medicina. A los 20, en cuarto curso de medicina, salí por primera vez de Galicia para hacer las milicias en Monte La Reina, Zamora. En esos dos veranos de mili, también conocí Salamanca. Fui en avión por primera vez a los 32 años, para asistir a un congreso médico en Mallorca. Tenía mucho miedo a volar. Me tomé uno o dos wiskis en la cafetería del aeropuerto de Santiago de Compostela, donde estaba don Camilo José Cela y su mujer. Los wiskis y el escritor de Padrón me tranquilizaron algo. Pensé que volando un señor tan importante, el comandante haría todo lo posible para que el avión no se cayera. ¡Juro que lo pensé! Luego, estuve a punto de bajarme del avión al ver que sólo subía su mujer. Pensé algo que no puedo decir, aunque no vi al escritor hablando con el comandante. Era su primer…

Apocados

Imagen
“Mostrarse asustado sin motivo aparente es dar a conocer que se tiene razón de temer” (Séneca





Cuando los médicos neumólogos gallegos organizábamos reuniones o congresos médicos, era raro que el comité organizador, de la provincia gallega que fuese, no invitase a uno o más neumólogos catalanes para dar alguna charla. Ya fuese porque en ese momento alguien del comité organizador lo sugiriese o, más frecuentemente, porque lo sugiriesen las compañías farmacéuticas que financiaban la reunión y que tenían mucho interés en que viniesen. Esto que comento de las reuniones neumológicas en Galicia se puede aplicar a las reuniones organizadas en el resto de España. La sede de la Sociedad Española de Patología Respiratoria (SEPAR) está en Barcelona. La mayor parte de las becas de investigación de esta sociedad, sufragadas por la industria farmacéutica, se conceden a neumólogos catalanes. Los que valoran los trabajos de investigación que se presentan son mayormente neumólogos catalanes. He conocid…

En la escuela

Imagen
“El agradecimiento es la parte principal de un hombre de bien” (Francisco de Quevedo)



(Ya sé qué hay que hablar mucho de las cosas, poco de los demás y nada de uno mismo. Pero lo hago como agradecimiento a dos personas muy importantes en mi vida y a sus familiares. Una, Don Juan, el fenomenal médico con la pierna de palo que me curó la peritonitis con penicilina, y la otra, Don Marcelino, el maestro de escuela que convenció a mis padres para que me estudiaran)
Creo que tenía cuatro años cuando pisé por primera vez la escuela que había en Curra, una pequeña aldea del ayuntamiento de Carnota (La Coruña), a la que acudían los niños de Curra, Panchés y Quilmas. Mi madre y yo vivíamos en el primero, el único piso sobre la planta baja del edificio de la escuela. Allí debería vivir el maestro. Como él tenía una buena casa cerca de la escuela, probablemente nos la dejaron para vivir allí mientras se acababan las obras de la casa que nos estaban construyendo en Quilmas. No sé si nos cobraban ar…

Los políticos lo corrompen todo

Imagen
“Si no peleas para acabar con la corrupción y la podredumbre, acabarás formando parte de ella” (Joan Baez).





Oía la radio ayer por la mañana, como casi todos los días. Hablaban de la famosa tesis de Pedro Sánchez y de la corrupción y endogamia de las universidades españolas. Nicolás Redondo, uno de los tertulianos que intervenía en “La Mañana” de la COPE que dirige Carlos Herrera, dijo que la universidad española está colonizada por los partidos políticos y las comunidades autónomas, lo que da lugar a favores y compensaciones, cuando la universidad debía dar cosas buenas a la política, pero que también la americana ¡daba cada cosa a la política! Pilar de la Granja, otra de las tertulianas, que ha estado de corresponsal en Nueva York con Tele5 unos años, le contestaba que la universidad americana también ha dado la excelencia y era esta excelencia la que había modernizado el mundo. Redondo le contestó que había dicho lo último de la americana en broma… Las universidades americanas son pr…

Síndrome postvacacional

Imagen
“Nadie necesita más unas vacaciones que el que acaba de tenerlas” (Elbert Hubbard)




No sé si lo veré, pero creo que más pronto que tarde se recomendarán fármacos para el síndrome postvacacional. ¿Y qué es el síndrome postvacacional? “El síndrome postvacacional se puede definir como el estado que se produce en el trabajador al fracasar el proceso de adaptación entre un periodo de vacaciones y de ocio con la vuelta a la vida activa, produciendo molestias que nos hacen responder a nuestras actividades rutinarias con un menor rendimiento. Y continúa diciéndose allí: Este síndrome hace referencia a un estado de malestar genérico, con síntomas tanto psíquicos como físicos, afectando principalmente a personas jóvenes, menores de 45 años […] El síndrome postvacacional, puede presentarse de diversas formas: Síntomas físicos como cansancio generalizado, fatiga, falta de sueño, dolores musculares, falta de apetito o de concentración. Síntomas psíquicos como irritabilidadtristeza, falta de interés

Los medicamentos ayudan a los médicos, a veces más que a los enfermos

Imagen
Creo firmemente qué si todos los medicamentos del mundo fueran lanzados al mar, sería mucho mejor para la humanidad y mucho peor para los peces” (Oliver Wendell Holmes)





“Había ido al médico por cansancio crónico. Le dije que también estaba acatarrado. Me dijo que me daba un expectorante. Al llegar a la farmacia y pedir el medicamento, me dijeron que no era un expectorante, sino un antibiótico, levofloxacino. El famoso levofloxacino. Cavilé si tomarlo o no. Al final lo tomé porque pensé: si el médico me lo dio será porque lo necesito”. Esto es lo que me decía ayer un paciente que acudía por segunda vez a mi consulta, de 42 años, con carrera universitaria y un buen trabajo. No era fumador, había participado en carreras de remos, y ahora tenía una bronquitis aguda con escasos síntomas: únicamente tos, sobre todo diurna. Había tomado cuatro comprimidos, uno cada día, del antibiótico. El médico le había recomendado tomar el antibiótico siete días. Le dije que lo dejara, que las bronquitis a…

Las mujeres y la (sin)razón

Imagen
Las batallas contra las mujeres son las únicas que se ganan huyendo” (Napoleón)








    Tuve problemas para titular lo que quería escribir, después de haber estado hace unos días en la boda de la hija de unos amigos. Y, aunque esté mal encabezado ortográficamente, me pareció bien titularlo así.     Su hija, una joven preciosa, se casaba con un joven también apuesto. Después de la ceremonia religiosa, en el recinto de una bella iglesia, se celebró el convite en un hermosísimo monasterio de Orense. Me llamó la atención ver, a los ya marido y mujer, como al levantarse y caminar a las distintas mesas de convidados para compartir su alegría con ellos, era ella, con su elegante caminar, quien iba siempre delante marcando los desplazamientos de una mesa a otra. El ya marido la seguía, encantado, detrás. Y pensé que era una demostración de lo que a él le esperaba, lo mismo que nos pasó a los demás.     Un poco antes, había ratificado lo acertado de mi reflexión. Habíamos quedado con otros amigo…

Uxía, mi amor

Imagen
“Los niños adivinan qué personas los aman. Es un don natural que con el tiempo se pierde” (Charles Paul de Kock)





La chica que te acompañaba a la guardería cuando parecía llegar el verano, después de la lluviosa primavera de 2018, y cuando hacía poco que habías cumplido los dos años, te decía que me dijeras te amo, mientras ella grababa las voces con el móvil. Y dijiste: “amo… belo… amo”. Enseguida pensé que ojalá tardaras mucho en amar a alguien que no fuera tus padres, hermana, abuelos o tíos. Tu abuela y yo oímos esa grabación mil veces. Unos días antes habíamos ido a verte, bueno, a veros a ti y a Valentina a La Coruña, desde Quilmas, antes de irnos para Orense. Hiciste algo que me encantó. A tu abuela no tanto. Por eso me entristecí (bueno, esto te lo digo porque cuando tú lo leas, ya antes, mucho antes, lo han leído tu abuela y tu madre). Ibais Valentina y tú con tus padres para el parque, y tu abuela (aún no eras de capaz pronunciar bien su nombre, pero, como tú lo decías, aún sona…

De médicos y pacientes

Imagen
“Lo que sabemos es una gota de agua; lo que ignoramos es el océano” (Sir Isaac Newton)







Hace pocos días le aconsejaba a una madre que le preguntara al médico si ya podía suspender el fármaco antidepresivo a su hija, después de unos meses de tratamiento, porque estos medicamentos hacen cambios en el organismo y crean dependencia, y después cuesta mucho dejarlos. Los síntomas que aparecen al suspender estas medicaciones están más relacionados con la abstinencia que con los de la depresión. La madre me dijo que no lo haría porque él médico ya le había dicho que tenía que tomarlo al menos durante un año y que probablemente le contestaría que el médico era él. Ese mismo día, una enferma que acudía a revisión por una enfermedad pulmonar crónica me comentó que su doctora le había dicho que si tenía cuartos para ir a un médico privado que comprara las medicinas si le prescribía alguna, y que no la enviaba a las consultas hospitalarias por estar consultándose con un médico privado. No entiendo com…

La mayor suerte para los hijos...

Imagen
"Ningún día es demasiado largo para el que trabaja" (Séneca)






Siempre he “envidiado” a las personas que recuerdan gran cantidad de cosas que le sucedieron en su infancia. Pensaba que con la vejez comenzaría a recodar muchas de las que me acontecieron porque se dice que con los años se olvidan las cosas recientes y se recuerdan mejor las del pasado, pero por el momento no me ha sucedido. Tendré que esperar a ser más viejo aun de lo que soy. Bueno, sí recuerdo algunas. La que mejor recuerdo es cuando los niños de la aldea jugábamos —¿en verano?— de noche a la “tornela”, con luna llena, en los caminos de la aldea. Solo así podíamos jugar de noche porque no había iluminación pública. Recuerdo alguna otra relacionada con mis padres. Tal vez ya no era tan pequeño. Cuando estaba estudiando el bachillerato en una pensión de un pueblo cercano, Corcubión, con diez u once años, y posiblemente antes. Las vacaciones de Navidad las pasaba en casa con mis padres (mi padre y mi madre). Eran dí…

Tos somática

Imagen
“El amor y la tos no pueden ocultarse” (Proverbio italiano)






Casi todas las semanas consulto a algún enfermo, hombre o mujer, por tos somática. A veces más de uno. ¿Y qué es la tos somática? Es lo mismo que tos nerviosa, hábito, tic, psicógena, etcétera, nombres que utilizábamos antes y aún ahora. Somatización es la transferencia de un distrés psicológico en un síntoma físico. La duración de este tipo de tos es variable. Es variable el tiempo desde que aparece hasta que el paciente acude a consulta y también es variable la duración hasta que se resuelve espontáneamente, sin relación con los medicamentos administrados. Recuerdo ahora casos de trece o más años de duración de este tipo de tos. Algunos enfermos tienen periodos de mayor intensidad de la tos y otros en los que casi desaparece del todo, y a veces lo relacionan con las estaciones: tosen más en el invierno y menos en verano. A veces les llama la atención a ellos o a familiares al pasar unos días sin toser nada para volver otra ve…

Personas sin escrúpulos

Imagen
"La maldad no necesita razones, le basta con un pretexto" (Goethe)





Acababa de finalizar la carrera de ayer domingo por la mañana. Eran las 7:15 horas y pensaba en lo que me había dicho alguien el día antes: que para ser político no hay que tener escrúpulos, y que el nuevo presidente del gobierno de España, como la mayoría de los demás políticos, carece de escrúpulos. Me paré para hacer estiramientos, que dudo sirvan para algo, en una barandilla de piedra que hay en la acera y giré la cabeza hacia atrás para ver como a un Peugeot 205 de color rojo, viejísimo, le costaba subir la pequeña cuesta donde yo estaba extendiendo mis cansadas piernas. Crucé la calle para la otra acera sin saber quién era la persona que lo conducía y ahora aparcaba. Salió un señor gordito, con cara de buena persona y con el cigarrillo en la mano, al que conocía muy bien. Hacía poco que lo había llamado al despacho de abogados donde trabaja. La secretaria me preguntó si era un cliente y, sí lo era, qué no …