Entradas

Mostrando entradas de 2018

Un barrendero, un profesional excelente

Imagen
“Hagas lo que hagas, hazlo bien” (Abraham Lincoln)






Casi todas las mañanas lo veo de madrugada cuando salgo a correr. Nunca lo había saludado hasta hace unas semanas cuando le di los buenos días. Y añadí: “Me parece usted un profesional fenomenal; si tuviera una empresa que se dedicara a la limpieza, le ofrecería un trabajo ahora mismo”. Sonriendo, me dio los buenos días y las gracias. Se encarga de la limpieza de la calle donde vivo y de algunas otras. Desde hace tres o cuatro años lo veo casi todos los días excepto cuando está de vacaciones y los fines de semana. Nunca lo vi sin hacer nada. Incluso, cuando llega al inicio de la calle donde comienza a hacer la limpieza, acompañado de otros compañeros, nunca lo he visto pararse a hablar con ellos. Tampoco lo he visto nunca con el móvil en la mano. ¡Y como barre las aceras, vacía las papeleras y limpia la suciedad que hay al lado de los contenedores! Ayer, cuando salía de mi casa de madrugada, iba con una caja grande de cartón de esas en …

Mis dos nietas maravillosas

Imagen
“Un día mi abuelo me dijo que hay dos tipos de personas: las que trabajan, y las que buscan el mérito. Me dijo que tratara de estar en el primer grupo: hay menos competencia ahí” (Indira Gandhi).





    Hace unos días veía un video donde aparecía el Rey Juan Carlos saliendo de un restaurante de Vigo por la noche. Algunos de los que habían acudido allí para verlo se mofaban de él con comentarios y preguntas improcedentes, no por habérselos dicho o hecho al Rey sino porque lo serían también para cualquier otra persona mayor, como lo es él. No sé con quién había cenado, pero no lo había hecho con sus nietos.     En ese momento recordé a mis dos nietas maravillosas y la última comida con ellas en un restaurante de Madrid celebrando el cumpleaños de su padre.     Y a continuación me pregunté si los reyes, por serlo, no disfrutan de los nietos como los demás abuelos que no lo somos. Al Rey Juan Carlos se le ve mucho más en las regatas en Sanxenxo y en cenas con amigos y amigas que con sus nie…

Tal vez el objetivo último de las compañías farmacéuticas sea que también las personas sanas tomen medicamentos

Día Mundial de la EPOC. Corticoides inhalados en la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) tabáquica

Imagen
“El mejor médico es el que conoce la inutilidad de la mayor parte de las medicinas” (Benjamin Franklin)







La EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) está causada casi exclusivamente por fumar cigarrillos. A veces se incluyen casos —mal incluidos—en los que hay también obstrucción bronquial crónica al flujo aéreo causada por cicatrices de enfermedades pulmonares infecciosas en el pasado, como la tuberculosis pulmonar, o por enfermedades profesionales como la silicosis pulmonar. En estos casos no hay respuesta alguna a broncodilatadores. Y también se incluyen a veces casos de bronquiectasias y de asma, que también causan obstrucción bronquial crónica al flujo aéreo, por no haberse realizado un diagnóstico correcto. El mejor y único tratamiento para que esta enfermedad pulmonar crónica no siga progresando inexorablemente, fatalmente, es cesar de fumar cigarrillos, si el paciente todavía fuma. Los broncodilatadores inhalados son tratamientos sintomáticos para la dificultad respiratoria…

En el colegio (y II)

Imagen
“Hay mucho que saber, y es poco el vivir, y no se vive si no se sabe” (Baltasar Gracián)




Los hermanos de La Salle tenían razón. Hicieron bien en escribir a mis padres porque no estudiaba mucho y mi comportamiento, como decían ellos, dejaba que desear. En quinto o sexto de bachillerato, la asignatura de filosofía la daba un joven hermano de La Salle que estudiaba en la universidad, que me apreciaba mucho o eso creo. Al día siguiente de uno que no había ido al colegio me preguntó, delante del resto de los alumnos, por qué había faltado a su clase el día anterior. Le dije que había estado en cama porque me había encontrado mal. Me contestó que cuando iba para la facultad ese día me había visto jugando a las cartas en la galería de la pensión. “Eres un cínico”, me dijo, y a continuación me dio una bofetada. Seguro que no era la primera vez que la llevaba, pero aquella me vino muy bien. La última que llevé fue en preuniversitario. Me la dio el hermano Jesús, no recuerdo por qué. Era calvo. …

En el colegio (I)

Imagen
“Si no se endereza el árbol cuando es pequeño, crecerá torcido”




Allá me fui, a la pensión de La Marinera de Santiago de Compostela a la que me enviaron mis padres, aunque no recuerdo cómo dieron con ella, con 13 años, para iniciar el cuarto curso de bachillerato en el Colegio La Salle. La patrona me instaló en una habitación de tres camas con una amplia galería que daba a la calle del Hospitalillo. Mi cama era la más interior, pegada a la pared de la habitación del matrimonio dueño de la pensión. Había una gran diferencia de edad entre ellos, y allí, en mi cama antes de dormirme, oía a veces conversaciones no muy amorosas entre los dos. Ya le contaré alguna más adelante. Podría extenderme muchísimo, pero me referiré sobre todo a las cosas que creo que influyeron más en mi comportamiento futuro. En esa pensión estuve desde los 13 años hasta el segundo curso de medicina, cuando iba a cumplir los 17 años. Creo que algunos jóvenes de aquel tiempo madurábamos antes que los de ahora, por las…

En el instituto

Imagen
“El que quiera estudiar el amor se quedará siempre en la escuela” (O. K. Bernhardt)




(Si se pregunta, ¿a qué viene que cuente su vida en el Blog? Es para leer y recordar cuando se me vaya la memoria, si no me voy yo antes que ella)
Decía hace poco que había ido a examinarme de ingreso y primero de bachillerato cuando iba a cumplir diez años, en la convocatoria de septiembre y por primera vez en el Instituto Gelmírez de Santiago de Compostela. Me alojé en un pisito donde vivían las hijas de Don Marcelino, el maestro que me dio clases los meses de verano para preparar ingreso y primero de bachillerato. No recuerdo la habitación donde dormí, pero no me olvido de las tostadas hechas con un chusco (así le llamábamos en la aldea a la barra de pan pequeña) tostado y untado después con mantequilla. No sabía lo que eran las tostadas, pero me supieron a gloria. Aún recuerdo aquel sabor ahora. Nunca he vuelto a tomar unas como aquellas. Tal vez influyó lo muy a gusto que estaba en aquella compañía,…

¡Cómo ha cambiado el mundo!

Imagen
“No hay nada permanente, excepto el cambio” (Heráclito)





Hasta los 20 años, solo conocía mi aldea, el pueblo de Corcubión, donde estudié bachillerato, y Santiago, donde terminé el bachillerato y estudiaba medicina. A los 20, en cuarto curso de medicina, salí por primera vez de Galicia para hacer las milicias en Monte La Reina, Zamora. En esos dos veranos de mili, también conocí Salamanca. Fui en avión por primera vez a los 32 años, para asistir a un congreso médico en Mallorca. Tenía mucho miedo a volar. Me tomé uno o dos wiskis en la cafetería del aeropuerto de Santiago de Compostela, donde estaba don Camilo José Cela y su mujer. Los wiskis y el escritor de Padrón me tranquilizaron algo. Pensé que volando un señor tan importante, el comandante haría todo lo posible para que el avión no se cayera. ¡Juro que lo pensé! Luego, estuve a punto de bajarme del avión al ver que sólo subía su mujer. Pensé algo que no puedo decir, aunque no vi al escritor hablando con el comandante. Era su primer…

Apocados

Imagen
“Mostrarse asustado sin motivo aparente es dar a conocer que se tiene razón de temer” (Séneca





Cuando los médicos neumólogos gallegos organizábamos reuniones o congresos médicos, era raro que el comité organizador, de la provincia gallega que fuese, no invitase a uno o más neumólogos catalanes para dar alguna charla. Ya fuese porque en ese momento alguien del comité organizador lo sugiriese o, más frecuentemente, porque lo sugiriesen las compañías farmacéuticas que financiaban la reunión y que tenían mucho interés en que viniesen. Esto que comento de las reuniones neumológicas en Galicia se puede aplicar a las reuniones organizadas en el resto de España. La sede de la Sociedad Española de Patología Respiratoria (SEPAR) está en Barcelona. La mayor parte de las becas de investigación de esta sociedad, sufragadas por la industria farmacéutica, se conceden a neumólogos catalanes. Los que valoran los trabajos de investigación que se presentan son mayormente neumólogos catalanes. He conocid…

En la escuela

Imagen
“El agradecimiento es la parte principal de un hombre de bien” (Francisco de Quevedo)



(Ya sé qué hay que hablar mucho de las cosas, poco de los demás y nada de uno mismo. Pero lo hago como agradecimiento a dos personas muy importantes en mi vida y a sus familiares. Una, Don Juan, el fenomenal médico con la pierna de palo que me curó la peritonitis con penicilina, y la otra, Don Marcelino, el maestro de escuela que convenció a mis padres para que me estudiaran)
Creo que tenía cuatro años cuando pisé por primera vez la escuela que había en Curra, una pequeña aldea del ayuntamiento de Carnota (La Coruña), a la que acudían los niños de Curra, Panchés y Quilmas. Mi madre y yo vivíamos en el primero, el único piso sobre la planta baja del edificio de la escuela. Allí debería vivir el maestro. Como él tenía una buena casa cerca de la escuela, probablemente nos la dejaron para vivir allí mientras se acababan las obras de la casa que nos estaban construyendo en Quilmas. No sé si nos cobraban ar…

Los políticos lo corrompen todo

Imagen
“Si no peleas para acabar con la corrupción y la podredumbre, acabarás formando parte de ella” (Joan Baez).





Oía la radio ayer por la mañana, como casi todos los días. Hablaban de la famosa tesis de Pedro Sánchez y de la corrupción y endogamia de las universidades españolas. Nicolás Redondo, uno de los tertulianos que intervenía en “La Mañana” de la COPE que dirige Carlos Herrera, dijo que la universidad española está colonizada por los partidos políticos y las comunidades autónomas, lo que da lugar a favores y compensaciones, cuando la universidad debía dar cosas buenas a la política, pero que también la americana ¡daba cada cosa a la política! Pilar de la Granja, otra de las tertulianas, que ha estado de corresponsal en Nueva York con Tele5 unos años, le contestaba que la universidad americana también ha dado la excelencia y era esta excelencia la que había modernizado el mundo. Redondo le contestó que había dicho lo último de la americana en broma… Las universidades americanas son pr…

Síndrome postvacacional

Imagen
“Nadie necesita más unas vacaciones que el que acaba de tenerlas” (Elbert Hubbard)




No sé si lo veré, pero creo que más pronto que tarde se recomendarán fármacos para el síndrome postvacacional. ¿Y qué es el síndrome postvacacional? “El síndrome postvacacional se puede definir como el estado que se produce en el trabajador al fracasar el proceso de adaptación entre un periodo de vacaciones y de ocio con la vuelta a la vida activa, produciendo molestias que nos hacen responder a nuestras actividades rutinarias con un menor rendimiento. Y continúa diciéndose allí: Este síndrome hace referencia a un estado de malestar genérico, con síntomas tanto psíquicos como físicos, afectando principalmente a personas jóvenes, menores de 45 años […] El síndrome postvacacional, puede presentarse de diversas formas: Síntomas físicos como cansancio generalizado, fatiga, falta de sueño, dolores musculares, falta de apetito o de concentración. Síntomas psíquicos como irritabilidadtristeza, falta de interés

Los medicamentos ayudan a los médicos, a veces más que a los enfermos

Imagen
Creo firmemente qué si todos los medicamentos del mundo fueran lanzados al mar, sería mucho mejor para la humanidad y mucho peor para los peces” (Oliver Wendell Holmes)





“Había ido al médico por cansancio crónico. Le dije que también estaba acatarrado. Me dijo que me daba un expectorante. Al llegar a la farmacia y pedir el medicamento, me dijeron que no era un expectorante, sino un antibiótico, levofloxacino. El famoso levofloxacino. Cavilé si tomarlo o no. Al final lo tomé porque pensé: si el médico me lo dio será porque lo necesito”. Esto es lo que me decía ayer un paciente que acudía por segunda vez a mi consulta, de 42 años, con carrera universitaria y un buen trabajo. No era fumador, había participado en carreras de remos, y ahora tenía una bronquitis aguda con escasos síntomas: únicamente tos, sobre todo diurna. Había tomado cuatro comprimidos, uno cada día, del antibiótico. El médico le había recomendado tomar el antibiótico siete días. Le dije que lo dejara, que las bronquitis a…