Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2014

Terquedad

Imagen
“¡Cuán corriente es no considerar sensatos sino a los que piensan como nosotros!" (François de La Rochefoucauld)





Verano de 2014. Leo y veo en la TV todos los días el lío entre palestinos e israelíes. No sé quiénes de ellos tienen más razón pero me parecen muy tercos cuando negocian, y que ninguno de los dos quiere dar el brazo a torcer. Claro que, al final, a los que se les tuercen los brazos y a veces la vida es a los pobres ciudadanos, heridos o muertos por los cohetes palestinos o las bombas israelíes.
No conozco en detalle el problema palestino-israelí y seguro que metería la pata si considerara esto como un ejemplo de falta de flexibilidad en la negociación por los dos bandos para alcanzar una paz duradera. Por tanto, indudablemente este no es un buen ejemplo de terquedad, que es lo que pretendemos tratar hoy aquí.
Pero estoy seguro que usted, lo mismo que yo, conoce personas tercas, obstinadas. Hasta lo podemos ser nosotros, usted o yo. A usted no sé, pero a mí más de una ve…

Para ser feliz

Imagen
“La verdadera felicidad consiste en hacer el bien” (Aristóteles)

“Muchas personas se pierden las pequeñas alegrías mientras aguardan la gran felicidad” (Pearl S. Buck)

El otro día leía en elmundo.es un artículo de Pilar Arranz que titulaba “El decálogo para ser feliz”, basado en las diez recomendaciones que hace María Jesús Álava en su obra “Las tres claves de la felicidad”, y, de las diez, la primera y más importante, según ella, era perdonarnos a nosotros mismos (puede ver esta y las otras nueve que hace la novelista al final de este escrito). Aunque a mí me parecen más interesantes los ocho rasgos comunes que distinguen a la gente que es feliz, según el libro The How of Happiness: A New Approach to Getting the Life You Want, de la autora y profesora de la Universidad de California Sonja Lyubomirsky:
1. Pasan gran cantidad de tiempo con su familia, seres queridos y amigos.
2. Se sienten bien y agradecidos por todo lo que tienen.
3. Suelen tener predisposición a ayudar y echar una mano…

Los que presumen

Imagen
“El primer paso de la ignorancia es presumir de saber” (Baltasar Gracián)






Presumir es vanagloriarse, tenerse un alto concepto de sí mismo. Ya dije aquí alguna vez que en mi opinión es bueno quererse a uno mismo y que probablemente todos alguna vez hemos presumido de haber hecho algo bien o al menos habérnoslo creído. Incluso algunos fuimos y somos presumidos en el cuidado de la apariencia externa, en el atuendo.
Pero hay otras personas que presumen o se tienen un alto concepto todos los días, o al menos eso parece, sin tener motivo alguno para ello. Dos ejemplos:
Él es un “señor” de talla pequeña, más bien feo, bueno, nada atractivo, que camina con pasitos cortos y rápidos porque sus piernas son pequeñitas, que se deja el pelo largo ahora porque ya es de color grisáceo, y ya antes de que el sol brille intensamente se pone las gafas de sol porque cree que con las canas y las antiparras está más seductor. Su cuello breve y ancho aún le desluce más. Él sabe que no es Leonardo Di Caprio, es…