Día Mundial de la EPOC. Corticoides inhalados en la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) tabáquica





“El mejor médico es el que conoce la inutilidad de la mayor parte de las medicinas” (Benjamin Franklin)








    La EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) está causada casi exclusivamente por fumar cigarrillos. A veces se incluyen casos —mal incluidos—en los que hay también obstrucción bronquial crónica al flujo aéreo causada por cicatrices de enfermedades pulmonares infecciosas en el pasado, como la tuberculosis pulmonar, o por enfermedades profesionales como la silicosis pulmonar. En estos casos no hay respuesta alguna a broncodilatadores. Y también se incluyen a veces casos de bronquiectasias y de asma, que también causan obstrucción bronquial crónica al flujo aéreo, por no haberse realizado un diagnóstico correcto.
    El mejor y único tratamiento para que esta enfermedad pulmonar crónica no siga progresando inexorablemente, fatalmente, es cesar de fumar cigarrillos, si el paciente todavía fuma.
    Los broncodilatadores inhalados son tratamientos sintomáticos para la dificultad respiratoria, y el beneficio es mínimo. No cambian la evolución de la enfermedad. Solo estarían justificados de forma regular, continua, si el paciente nota algún alivio de la disnea (dificultad respiratoria).
    En mi opinión, los corticoides inhalados solo estarían justificados cuando el paciente con EPOC también padece asma asociada. Hoy, después de múltiples ensayos financiados por las compañías farmacéuticas con resultados discutibles, se ha admitido su empleo por las agencias estatales de medicamentos, incluida la FDA (Food and Drug Administration) americana, solo en casos de EPOC grave con múltiples agudizaciones. En otros muchos ensayos, también financiados por las compañías farmacéuticas y también con resultados controvertidos, discutibles, con otros fármacos con menos efectos secundarios (acetilcisteína, broncodilatadores inhalados, etcétera), también se ha informado de disminución de las agudizaciones. Siempre hay que dudar muy mucho de los resultados de los ensayos clínicos financiados por las compañías farmacéuticas, lo mismo que de las revistas “prestigiosas” que los publican y obtienen por eso inmensos beneficios económicos, e incluso de las agencias estatales que aprueban los medicamentos por la relación inapropiada, actual o en el pasado, de algunos de sus profesionales con las compañías farmacéuticas. Los corticoides inhalados no cambian la evolución de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica tabáquica, no disminuyen la mortalidad, y, además de muchos otros efectos adversos sobre el sistema óseo, muscular, ocular, etcétera, aumentan el riesgo de neumonía. Casi todos los pacientes con EPOC que toman corticoides inhalados de forma regular aumentan de peso. Y el aumento de peso en estos pacientes aumenta su dificultad respiratoria.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Tos sin enfermedad orgánica

Resfriado común y bronquitis aguda

Relámpagos y moscas volantes