Entradas

Vacunas contra la covid-19

Imagen
    “Nunca estés absolutamente seguro de nada” (Bertrand Russell)       Una vacuna es una preparación destinada a generar   inmunidad adquirida  contra una  enfermedad , estimulando la producción de  anticuerpos . Normalmente una vacuna contiene un agente que se asemeja a un microorganismo causante de la enfermedad y a menudo se hace a partir de formas debilitadas o muertas del microbio, sus toxinas o una de sus proteínas de superficie. El agente estimula el  sistema inmunológico  del cuerpo a reconocer al agente como una amenaza, destruirla y guardar un registro de este, de modo que el sistema inmune puede reconocer y destruir más fácilmente cualquiera de estos microorganismos que encuentre más adelante. Las vacunas se usan con carácter  profiláctico , es decir, para prevenir o aminorar los efectos de una futura infección por algún patógeno natural o "salvaje". Las vacunas tienen varias fases, las más conocidas son la Fase Preclínica, Fase I, Fase II, Fase III y Fase

¿Es una enfermedad el envejecimiento?

Imagen
  “La juventud es un disparate; la madurez, una lucha; la vejez, un remordimiento” ( Benjamin Disraeli )       Cuando era pequeño veía en mi aldea a hombres y mujeres con edades probablemente por encima de los 80 trabajando en el campo, y llamaban mi atención porque me extrañaba qué, a pesar de lo mayores que eran, trabajaran tan duramente como lo hacían, plantando patatas y recogiéndolas después, sembrando el maíz y recogiéndolo después, plantando cebollas y recogiéndolas después… Me parecían más viejos de lo que eran porque, como era muy joven, los que tenían cuarenta o más años ya me parecían viejos como me lo parecía mi padre cuando tenía cuarenta y yo poco más de diez. Los veía muy viejos, pero nunca pensé que fuesen enfermos.     No hace mucho, comencé a ver que a las mujeres con menopausia los ginecólogos las trataban como si fuesen enfermas, cuando la menopausia solo se trata de un proceso fisiológico, hasta que se demostró que los tratamientos hormonales que empleaban te

Una madre, abuela, y suegra maravillosa

Imagen
  “Jamás en la vida encontraréis ternura mejor y más desinteresada que la de vuestra madre” (Honoré de Balzac)     Cuando la conocí, enseguida me di cuenta de que era una mujer con carácter. Fue en la casa de Zamora, donde vivía con su marido y su hija. Era la madre de mi novia, todavía no era mi suegra. Creo que fue un día por la tarde, no sé de qué estación del año, cuando entré por primera vez en su casa. Me quedé encantado después de aquella merienda con ella, con su marido y mi novia. Sacó chorizo y salchichón zamoranos, y después café con leche y unas pastas riquísimas. No sé si aquello influyó para aumentar las ganas de casarme con su hija.     Ella, mi suegra, había nacido en Porto de Sanabria, un pueblo fantástico que conocí más tarde, ya después de haberme casado. Dio a luz a sus dos hijos en el pueblo ayudada por otras mujeres que tenían experiencia con los partos de otras señoras de allí. A un niño, y dos años después a una niña. La niña, de mayor fue mi novia y más tar

¿Sedación terminal? Una gran decepción

Imagen
    “Si conociéramos el verdadero fondo de todo tendríamos compasión hasta de las estrellas” (Graham Greene)       Lo que voy a contar no me gusta, pero creo que debo hacerlo. Sería peor callarme. No es una crítica personal, ya que no voy a divulgar el nombre de la médica porque algunos otros médicos del Complexo Hospitalario de Ourense posiblemente piensen de forma parecida.   Lo hago porque su comportamiento no me ha gustado por su falta de tacto, imprudencia y falta de humanidad con la enferma y con su hija. Decía William Osler que un buen médico debía tener las 4 haches: honradez, humanidad, humildad y humor.     Mi suegra, una señora de 97 años padecía demencia senil ―me gusta más envejecimiento cerebral― y estaba internada en la Unidad Residencial Doctor Troncoso, atendida fenomenalmente por las trabajadoras del centro. En los últimos tiempos tenía problemas para deglutir la comida con normalidad.       El 17 de abril de 2021 sufrió un mareo e hipotensión. Su hija, mi

Sobre la obesidad... y la voluntad

Imagen
  “Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad” (Albert Einstein)       Si usted calcula su Índice de Masa Corporal (IMC) dividiendo su masa en kilogramos, por ejemplo 60 Kg, por la talla en metros al cuadrado, por ejemplo 1.64 x 1.64, y el resultado es 25 o inferior, le felicito. Si lo mantiene así toda su vida, ahorrará dinero y vivirá más tiempo y mejor.     Si por el contrario el resultado del cálculo de su IMC fue superior a 25, está usted en el grupo de las personas con sobrepeso, y si fue 30 o superior en el grupo de las personas obesas.     Creo que la adicción a la comida, como reflexionaba ya hace en este mismo blog, es una de las peores adicciones en cuanto a la dificultad para vencerla. La adicción a otras substancias como el tabaco, alcohol u otras drogas, se diferencian de la adicción a la comida en que las anteriores, si uno las domina, no tiene necesidad de volver a consumirlas el resto de su vida. Se puede

Para dejar de fumar

Imagen
      “ El tabaco es una sustancia única en el hecho de que mata al 50% de las personas que lo consumen. No hay otro producto que se le acerque ni remotamente” (Judith Mackay)       Cuando bajaba hace pocos días sobre las 12 del mediodía a la cafetería saludé a una distinguida y encantadora administrativa del hospital. Se paró para decirme que había leído mi artículo de “Tabaco y cáncer de pulmón” y preguntarme cómo había dejado de fumar, “aunque me han dicho que aún fuma algún puro”. Me dijo también que ella fumaba menos de diez cigarrillos al día y me preguntó si esa cantidad le podía hacer daño.     —He leído en alguna ocasión —le dije—, aunque no recuerdo donde ni que validez científica tiene, que se puede fumar un cigarrillo a la semana sin riesgo para la salud, y a partir de ahí comienza el peligro. Y por supuesto, el daño del tabaco aumenta en proporción directa con el número de pitillos fumados. Fumar menos de diez cigarrillos hace menos daño que fumar más de veinte

Ruidos sibilantes ("pitos") en el tórax

Imagen
  “Si escuchas al paciente él te está diciendo el diagnóstico” (William Osler)       Los ruidos sibilantes o silbidos en el tórax (los pacientes gallegos los llaman “pitos” o “gaitas”) se pueden producir por diversas causas y suelen acompañarse de otros síntomas como la tos y/o la dificultad respiratoria (disnea).     Se originan al pasar el aire a través de bronquios estrechados, ya sea por inflamación o infección, compresión extrínseca, o por un obstáculo intrínseco como un cuerpo extraño, moco, o una tumoración benigna o maligna.     Hay un dicho en medicina que señala que no todo lo que pita es asma. El asma es la causa más frecuente de los ruidos sibilantes, cuando, además, se acompañan de tos y dificultad respiratoria. Los pacientes con asma los conocen bien y cuando los notan en el pecho saben que probablemente su asma se está agravando. Puede ser el primer síntoma de esta enfermedad si no había sido diagnosticada previamente, y suele acompañarse de tos y/o disnea.