Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2017

Sobre los medicamentos, una vez más. Inhibidores de la bomba de protones (“protectores gástricos”) (III)

Imagen
“No tome medicamentos sin ton ni son. Tómelos sólo cuando un médico en el que confíe le explique, y usted lo entienda, las razones por las que debe tomarlos” (www.clinijajoaquinlamela.com)



   Se ha estimado que entre el 53 y 69 por ciento de las prescripciones de “protectores gástricos” (inhibidores de la bomba de protones) son indicaciones inapropiadas. Además, no deben utilizarse más de unos dos meses salvo en ciertos trastornos gastrointestinales. Y pueden causar efectos adversos serios: aumento del riesgo de fracturas, de neumonías y de infecciones intestinales por clostridium difficile.          El nombre de “protectores gástricos” debe ser una invención de las compañías farmacéuticas y tal vez también de médicos con relaciones impropias con ellas, porque de esa forma los pacientes creen que les protege casi de morir, y ni tan siquiera protegen de una enfermedad maligna del estómago que puede causar la muerte.     Inhibidores de la bomba de protones (Medimecum 2017): "No se re…

Sobre los medicamentos, una vez más. Estatinas o medicamentos "anticolesterol" (II)

Imagen
“No se mida el colesterol, ¡sea feliz! (Juan Gervás y Mercedes Pérez Fernández). Sano y salvo (y libre de intervenciones médicas. Los libros del lince).








No sé cuál es mi cifra de colesterol porque nunca me la he determinado. Creo que soy igual o más feliz que los que la determinan periódicamente. Y si mañana me muero corriendo de madrugada no le echaré la culpa al colesterol. Seguro.    Transcribo el apartado sobre el colesterol, que lo inician los escritores del libro con la fenomenal frase que introduce el artículo, del libro “Sano y salvo”, de los autores señalados más arriba y que le recomiendo leer. “El colesterol es una grasa (lípido) y un componente esencial de la materia viva. Es un elemento presente en la pared de todas las células. Sin colesterol no hay vida… Sin colesterol moriríamos. Así, los niños llegan a tener problemas graves de desarrollo si sus niveles de colesterol en la sangre son bajos. En los ancianos los niveles bajos de colesterol se asocian a una mayor mortalid…

Sobre los medicamentos, una vez más (I)

Imagen
“Es menester no ignorar que los medicamentos tomados en brebajes no siempre resultan útiles a los enfermos, y que habitualmente perjudican a las personas sanas” (Aurelio Cornelio Celso. De Re Médica, libro II, Siglo I a C.)






    Está curándose sin problemas, sin dolor, únicamente con ligero picor al principio, y sin tomar medicamento alguno, un herpes zoster que me afectó al antebrazo derecho y muy poquito al hemitórax derecho, zonas anterior y posterior. Si hubiera ido al médico, y este no supiese que soy médico probablemente me hubiese recomendado aciclovir u otro antivírico y algún analgésico, incluso opiáceo. Y si no fuera médico, habría creído que fue el medicamento el que me lo curó.     Tramadol, un opiáceo que usa últimamente se prescribe sin tos ni son, se lo recomendaron por un herpes zoster al marido de una paciente que vi hace pocos días y me contó que le volvía loco, que le parecía que era otra persona. Ya sé. Me dirá por experiencia propia o por haberlo oído que el herpes z…

Te echo muchísmo de menos

Imagen
“A una madre se la quiere siempre con igual cariño y a cualquier edad se es niño cuando una madre se muere” (José María Pemán)


    Es el cuarto fin de semana que paso sin verte. Los otros tres también eché mucho de menos no verte, pero no tanto como este. Tal vez porque los pasé fuera de la ciudad donde vivíamos los dos, y donde tú ya no vives ahora.     ¿Qué no te lo crees? Claro, pensarás que tengo al resto de la familia, una mujer y unos hijos maravillosos, y que por eso no tengo por qué echarte de menos. Estás en lo cierto en lo primero, pero te equivocas en lo segundo. Sabes como yo que un hombre puede tener más de una esposa y tener muchos hijos, pero solo tiene una madre. Tú sabías que adoraba a mi padre. Y cuando él se murió también lo eché muchísimo de menos, pero me quedabas tú. Ahora tú te fuiste. Ya no tengo a ninguno de los dos. Y es mucho peor, porque hasta hace tres semanas te tenía a ti. Guapísima, arrugadísima, con tus preciosos, avispados y bailarines ojos azules.  …