Para Jaime






"El miedo siempre está dispuesto a ver las cosas peor de lo que son" (Tito Livio)





16 de marzo de 2020
    Tu abuela paterna y yo, tu abuelo paterno, estamos confinados en casa por la orden de alarma que el gobierno de España decretó para los próximos 15 días. No podemos salir a la calle.
    Acabamos de verte por Facetime. Estabas dando pequeños chillidos y moviendo las piernas cada poco. Claro, estás tan tranquilo como estabas ayer antes la orden de confinamiento del gobierno. ¡Qué sabes tú de esto! Tú solo sabes que cuando tienes hambre no necesitas salir a comprar al supermercado más cercano como dicen las recomendaciones del gobierno. Solo con llorar, sin moverte, tu madre te dará de comer. Y cuando tienes sueño, lloras y te acunan para que te duermas.
    Por eso te envidio, Jaime. ¡Ojalá pudiera volverme de tu edad y pasar el confinamiento como tú lo estas pasando! Sin enterarte. Bien alimentado, durmiendo la mayor parte del día, y sin gastar un euro.
    Tus primas, Valentina y Uxía, se enteran un poco más. O tal vez no. Esta misma mañana, estaban vestidas con trajes de guerreras para luchar contra el coronavirus. El coronavirus era su padre. Estaban esperando a que saliera del baño para luchar contra él. A ellas, su padre y su madre no les explicaron lo qué es este peligroso virus. Valentina puede creer que es un bichito con una coronita como la que ella se pone todos los días en casa y que se saca por la noche para ir a la cama.
    Tu abuela me va a decir que le escribí mejores párrafos a Valentina. Intentaré mejorarlo mañana, si estoy de mejor humor, ya que pienso escribirte todos los días mientras dure la cuarentena. Por supuesto, informándote también acerca de cómo llevan tus primas estos días sin ir al colegio.  
    Tu bisabuelo paterno estaba de peor humor cuando no podía salir a pescar desde el puerto de Quilmas por el mal tiempo. A mí me pasa lo mismo los fines de semana, y ahora estos días que casi me han obligado tu padre, tu tía y tu abuela a suspender la consulta.
    Nos vais a ayudar mucho estos días si vuestros padres siguen conectándoos con nosotros a través del Facetime.   
    Os queremos muchísimo, a ti y a tus primas Valentina y Uxía. También a vuestros padres y madres. Tengo que escribirlo así porque solo podéis tener un padre.
    Si no te parece mal, mañana titularé el diario: “Para mis nietos”.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Tos sin enfermedad orgánica

Las malas personas

Enamorarse y casarse después de los 60, ¿es saludable?