Sobre la ciencia y la vida, según Karl Popper y Karl Lorenz














Pasaje sacado del libro EL PORVENIR ESTÁ ABIERTO
Karl Popper/Konrad Lorenz

(Y que a cualquiera le gustaría haber dicho)



Popper – Los seres sin iniciativa, sin curiosidad, sin fantasía, se ven obligados a luchar por unos nichos ecológicos ya ocupados; por el contrario, aquellos que están dotados de iniciativa tienen a su disposición unos nichos ecológicos recién inventados. Y lo más interesante es que los nichos ecológicos son construidos desde un principio por los seres vivos.

Kreuzer – Y según ha dicho usted, profesor Lorenz, no hay nada más absurdo que la frase de Ben Akiba: “Todo ha existido ya”.

Lorenz – Sí. Yo digo en cambio: “Nada ha existido ya”.

Popper – Completamente de acuerdo.

Popper – Yo creo que todos los verdaderos científicos se han visto a sí mismos como lo hacía Newton: siempre han sabido que no sabemos nada y que, incluso en terrenos labrados ya por la ciencia, domina una inseguridad casi absoluta. Como saben ustedes, la teoría newtoniana ha sido reemplazada más o menos por la de Einstein. En la ciencia ocurren estas cosas…Pero eso es lo que pasa con la ciencia. Nunca sabemos cuándo va a producirse la revolución, el nuevo descubrimiento. No podemos preverlo… Y algunos problemas que con Newton resultaban insolubles, hallaban solución… Al enfrentarnos con la ciencia, incluso con la más sólida y segura, estamos siempre ante un saber conjetural. No ante un saber, sino ante un saber conjetural… En la ciencia podemos aspirar a la verdad, lo que no podemos alcanzar es la seguridad. Nunca podremos tener seguridad, tener certeza. Todo lo que podemos hacer es comprobar mediante el ejercicio de la autocrítica nuestras propias teorías, las teorías que nosotros mismo hemos creado, e intentar destruirlas, rebatirlas. En la ciencia la esencial es la actitud crítica. Primero creamos las teorías y después las criticamos.

Popper – La expresión “acabar” me sugiere la siguiente apostilla: Nunca se acaba con nada. Esta idea tiene una importancia fundamental para cualquier democracia. En el momento en que uno cree que ha acabado con el problema, está todo perdido. Nunca acabamos con nada, nuestros problemas siguen siempre adelante.

Popper – Intenten ustedes ver el mundo como lo que seguramente puede considerarse que es, como un lugar hermosísimo que, cual si fuera un jardín, nosotros tenemos la facultad de mejorar y cultivar. Y al hacerlo, procuren ustedes utilizar la humildad de un jardinero experto; de un jardinero experto y por eso mismo consciente de que muchos de sus intentos fracasarán.


www.clinicajoaquinlamela.com

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tos sin enfermedad orgánica

Enamorarse y casarse después de los 60, ¿es saludable?

Arrugadísima, guapísima