¿Intuitivos o desorganizados?


 

"El éxito no se logra sólo con cualidades especiales. Es sobre todo un trabajo de constancia, de método y de organización" (J. P. Sergent)

 

    Veía hace poco en TVE una entrevista a un profesional español que trabajaba en una empresa de su mismo país establecida en Alemania, coincidiendo con una visita allí del Rey, y me llamó la atención lo que dijo: que los alemanes eran muy organizados pero que nosotros, los españoles, éramos más espontáneos.

    Y recordé lo que oí desde pequeño en innumerables ocasiones: que los alemanes eran unos “cabezas cuadradas”, que si le pones un muro delante van contra el muro; sin embargo los españoles, más listos, bordeamos el muro para pasarlo en vez de pegarnos con él. Y no solo oía cosas despectivas de los alemanes, también de los americanos y de los ciudadanos de otros países. Siempre terminaban estos comentarios concluyendo que no se podían comparar con nosotros, porque nosotros somos más intuitivos.

    Pienso que estos comentarios, lo mismo que el que hacía este profesional joven que trabajaba en Alemania, son desatinados. No sé si somos más intuitivos o espontáneos, pero lo que sí creo es que somos más desorganizados.

    Llevo muchos años trabajando en hospitales y he visto múltiples detalles durante este tiempo de lo desorganizados que somos y lo poco que hacemos para remediarlo. Recuerdo miles de situaciones caóticas originadas porque un profesional sanitario no había podido realizar un trabajo programado por haber surgido un problema imprevisto. Y aparecían por no estar programado lo que hacer en caso de producirse algo inesperado. En los países más organizados, menos “intuitivos”, no sucede esto, porque se conoce lo que hay que hacer en situaciones imprevistas.

    No hace muchos años, se podía ver la diferencia en la organización de los congresos médicos en otros países, como Reino Unido, Alemania o Estados Unidos, con respecto al nuestro. Allí, los tiempos de las charlas se cumplían a rajatabla y muy excepcionalmente fallaba algún proyector de diapositivas, cuando aquí sucedía todo lo contrario.

    Claro que la desorganización, el caos, no sucede por casualidad, y tiene sus ventajas para algunos, porque en río revuelto ganancia de pescadores. Y con esto me refiero a que a muchos trabajadores puede convenirles la desorganización, para “lavarse las manos” y trabajar menos.

    Hasta hace muy poco creía que ser intuitivo era una cualidad positiva. Ahora ya no sé lo que es. Porque busqué sinónimos de intuitivo y me salieron inconsciente, irreflexivo, instintivo, sutil, sagaz… Y fui al Diccionario de la Lengua Española de 2001, de la RAE, y define intuitivo como relativo a la intuición, que tiene facilidad para ella, e intuición como la facilidad para comprender las cosas instantáneamente, sin necesidad de razonamiento (la cursiva es mía). Somos intuitivos y desorganizados. Para afirmar esto he elegido uno de los sinónimos de intuitivo. Dejo que usted elija el que crea que nos define mejor a los españoles.
 
www.clinicajoaquinlamela.com

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tos sin enfermedad orgánica

El arte de enamorar (a las mujeres)

Enamorarse y casarse después de los 60, ¿es saludable?