Preguntas y respuestas sobre la covid-19 y la gripe (Sesión online con el Centro Médico El Carmen, 15 de febrero de 2020)

 











¿Por qué es importante vacunarse de la gripe este año? 

    Porque, aunque la vacuna antigripal en los distintos años que se ha utilizado solo protege a un 30 a 60% de la población, si disminuyen los casos de gripe disminuirá la presión en los centros de salud y hospitales cuando lleguen los meses del frío, y con ellos la epidemia de gripe. Este año aún es más importante porque ojalá me equivoquecoincidirá la epidemia de gripe con la de la covid-19.

    La gripe es una enfermedad potencialmente grave que puede llevar a la hospitalización y, en ciertas ocasiones, incluso provocar la muerte. Cada temporada de gripe es diferente y la infección por el virus de la influenza puede afectar a las personas de diferentes maneras, pero millones de personas contraen la gripe cada año, cientos de miles son hospitalizadas y miles a decenas de miles de personas mueren por causas relacionadas con la gripe cada año. En el último año 6.500 personas han muerto por la gripe en España. La vacuna anual contra la gripe estacional es la mejor forma de protegerse de ella. Está demostrado que la vacunación tiene muchos  beneficios, tales como reducir el riesgo de enfermedad por el virus influenza causante de la gripe, hospitalizaciones e incluso el riesgo de muertes pediátricas relacionadas con la influenza.

 

¿Es cierto que la vacuna puede ayudar a disminuir la hospitalización y la mortalidad en los grupos de riesgo?

     Un estudio publicado en 1917 reveló que la vacunación contra la influenza redujo los casos de muerte, los ingresos a unidades de cuidados intensivos (UCI), la duración de la estancia en las UCI y la duración de las hospitalizaciones en general entre los pacientes hospitalizados con influenza. Otro estudio en 2018 demostró que entre los adultos hospitalizados con gripe los pacientes vacunados tenían 59 por ciento menos de probabilidades de ingresar a una unidad de cuidados intensivos que los que no se vacunaron.  Entre los adultos que se encontraban en la unidad de cuidados intensivos a causa de la gripe, los pacientes vacunados en promedio pasaron 4 días menos en el hospital que aquellos que no se habían vacunados previamente.

    Esto no quiere decir que no aparezcan otros en la que no se hayan podido demostrar estos u otros beneficios.

 

Háblenos de los estudios que afirman que la vacuna de la gripe puede ayudar a disminuir la gravedad de la Covid-19 en caso de contraerla

    Hay alguna publicación basada en hipótesis, que expone que la infección previa por gripe y la vacunación antigripal podrían constituir factores que expliquen la menor gravedad de la infección covid-19 en niños y personas vacunadas, pero no se puede tomar como evidencia científica. En Journal of Medical Virology se publicó en junio de 2020 un estudio en el que encuentran una relación negativa entre coberturas de vacunación antigripal en la pasada temporada y la letalidad de la covid-19 en Italia.

    Otra cosa que es posible es que alguien que haya padecido recientemente un resfriado causado por un coronavirus de la familia del SARS-CoV-2 que causa la covid-19, haya adquirido inmunidad cruzada al ser de la misma familia, pero eso todavía no se ha demostrado, solo es una suposición.

    La vacuna antigripal no se ha demostrado que disminuya el riesgo de contraer la covid-19.

 

¿Qué les diría a esas personas que no creen en la vacuna de la gripe?

    Hace más de 10 años que no tengo relación con las compañías farmacéuticas y cuando asisto al congreso CHEST en Estados Unidos, todos los años menos este que es online, me los financio porque conozco bien la influencia o relación inadecuada de estas sobre los médicos e incluso sobre las publicaciones financiadas por ellas. Pero no parece haber duda de que la vacuna antigripal es efectiva porque diversos estudios han comparado la efectividad de la vacuna con el placebo. Eso sí, la efectividad varía cada año y suele estar entre el 30 y el 60 por ciento. Cada año la vacuna se crea con cuatro virus influenza (atenuados) que se cree serán los que más probablemente lleguen en el invierno. Según se acierte más o menos, la efectividad será mayor o menor.

 

¿Cuáles son los grupos de riesgo?

    Las personas más propensas a padecer la gripe son los niños y las personas mayores de 65 años. Los niños de 0 a 17 años la padecen un 8,8% y la mitad, 3,9%, los mayores de 65 años. Los grupos de riesgo son lar personas mayores de 65 años, pacientes con asma y enfermedad pulmonar obstructiva crónica, cardiopatías, accidentes vasculares cerebrales, enfermedad renal crónica, diabetes, y mujeres embarazadas. En estas la gripe es más severa que en las no embarazadas y la vacuna parece disminuir el riesgo de hospitalización en un 40% con respecto a las embarazadas no vacunadas, y también parece disminuir el riesgo del recién nacido a padecerla.

    Los pacientes mayores pueden tener una más débil respuesta inmune a la vacuna antigripal, y por eso tienen mayores posibilidades de padecerla después de vacunarse y también de tener complicaciones.

    Los pacientes que tienen o han tenido cáncer no sabemos si son más propensos a padecerla, pero los que hayan tenido linfomas o leucemias puede tener complicaciones más serias.

    La neumonía neumocócica es una posible complicación de la gripe, por eso los que tengan el sistema inmune comprometido, como los pacientes con cáncer, deben consultarlo a su médico.

 

¿Qué pasa si llegaran a darse el virus de la gripe y el de la COVID en un mismo paciente?

    Puede suceder y tendríamos que atender sobre todo a la covid-19, en cuanto a evolución de la insuficiencia respiratoria y neumonía. No hay fármacos antivirales eficaces para ninguna de las dos, solo tratamiento sintomático.

 

¿Qué diferencia hay entre resfriado, bronquitis, gripe y COVID?

    La gripe y la covid-19 son fáciles de diferenciar del resfriado y bronquitis agudas. El resfriado y la bronquitis aguda no suelen tener fiebre elevada, solo febrícula a veces, y hay menos afectación del estado general. Diferenciar la gripe y la covid-19 puede ser más difícil. En la gripe no hay pérdida de gusto y olfato (no siempre lo hay en la covid-19), y suele haber menos síntomas digestivos. La covid, también la gripe, pueden comenzar con síntomas de resfriado y fiebre alta. Los escalofríos pueden ser más frecuentes en la gripe. La neumonía vírica es más frecuente en la covid-19 y sin embargo la complicación con neumonía bacteriana es más frecuente en la gripe.

 

¿Cómo protegerse de la gripe, que de paso también servirá para la COVID?

    La vacuna antigripal solo servirá para protegernos de la gripe ―ojalá también nos protegiera de la covid-19― pero las medidas preventivas que estamos llevando a cabo para la covid-19 (evitar aglomeraciones, no permanecer en espacios cerrados donde haya gente, mantener la distancia, llevar mascarilla y lavado frecuente de manos) servirán para prevenir la gripe, y es posible que este año disminuya la incidencia como ya ha sucedido en el hemisferio sur.

 

¿Se puede transmitir la covid-19 por relaciones sexuales? (Información recogida de la web de la Clínica Mayo/USA)

    Todo contacto cercano (de menos de 2 metros) con una persona infectada puede exponerte al virus que causa la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19), sean participes en actividad sexual o no.

    El virus se trasmite por gotitas respiratorias que se liberan cuando alguien que lo tiene tose, estornuda o habla. Una persona que está cerca puede inhalar estas gotitas, o las gotitas pueden caerle en la boca o la nariz. Estar en contacto con la saliva de una persona al besar o durante otras actividades sexuales puede exponerte al virus. Las personas que tienen la COVID-19 también pueden diseminar gotitas respiratorias que se encuentran en su piel y pertenencias. Una pareja íntima puede contagiarse con el virus al tocar estas superficies y después tocarse la boca, la nariz, o los ojos. Además, el virus que causa la COVID-19 puede contagiarse a través del contacto con las heces. Es posible que pueda haber contagio con el virus que causa la COVID-19 por actividades sexuales que te pongan en contacto con heces.

    En el momento no hay ninguna evidencia de que el virus que causa la COVID-19 se trasmita a través del semen o de los fluidos vaginales, pero el virus se ha detectado en el semen de personas que se han recuperado, o se están recuperando, del virus. Se necesita hacer más investigación para determinar si el virus que causa la COVID-19 puede trasmitirse por vía sexual.

    Ya que algunas personas que tienen la COVID-19 no tienen síntomas, es importante mantener distancia física entre tú y otros si el virus que causa la COVID-19 se está propagando en tu comunidad. Esto incluye evitar el contacto sexual con cualquier persona que no viva contigo. Si tú o tu pareja no se sienten bien, o piensan que puedan tener la COVID-19, no se besen ni tengan relaciones sexuales hasta que los dos se sientan mejor. También, si tú o tu pareja estáis en riesgo más elevado de una enfermedad grave con la COVID-19 por una enfermedad crónica, quizás debas evitar las relaciones sexuales.

    El tipo de actividad sexual que es más seguro durante la pandemia de la COVID-19 es la masturbación. Asegúrate de lavarte bien las manos y de lavar cualquier juguete sexual usado tanto antes como después de masturbarte. Quizás también consideres la actividad sexual en pareja usando textos, fotos o videos, lo ideal sería usar una plataforma cifrada para que brinde protección a la privacidad.

    Más allá de la actividad sexual, hay otras maneras de crear o mantener intimidad a distancia con una pareja. Participen de citas virtuales, compartan la música que los dos disfrutan, escríbanse cartas o vístanse con elegancia para el otro. Sean creativos.

    Si tienes relaciones sexuales con alguien que no viva en tu casa, considera estas precauciones para reducir tu riesgo de contagiarte con el virus que causa la COVID-19:

·         Minimiza el número de parejas con las que tengas relaciones sexuales.

·         Evita tener relaciones sexuales con parejas que tengan síntomas de la COVID-19.

·         Evita los besos.

·         Evita las actividades sexuales que presenten un riesgo de trasmisión fecal-oral o que impliquen semen u orina.

·         Usa preservativos y protectores orales durante el sexo oral y anal.

·         Ponte una mascarilla durante la actividad sexual.

·         Lávate las manos y dúchate antes y después de la actividad sexual.

·         Lava los juguetes sexuales antes y después de usarlos.

·         Usa jabón o pañitos húmedos con alcohol para limpiar el área donde tuviste actividad sexual.

 

¿Se puede vacunar de la gripe las madres lactantes?

    Las vacunas son compatibles con la lactancia, tanto las que son microorganismos vivos atenuados, muertos, inactivados o formadas por partes o toxoides de los microorganismos.


Comentarios

  1. Vaya lío. Aquí dicen que no sirve para nada:

    https://www.actasanitaria.com/la-vacuna-de-la-gripe-en-tiempos-de-covid19/

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Tos sin enfermedad orgánica

Las malas personas

Enamorarse y casarse después de los 60, ¿es saludable?