Te recuerdo de nuevo, Héctor


 

"Si pierdes los modales, pierdes el argumento" (Proverbio inglés)



Hace pocos días me contaba un amigo médico que había recibido una carta con acuse de recibo de la gerencia del hospital del SERGAS donde trabaja desde hace más de 35 años y ha sido y es uno de los mejores profesionales del hospital. En la carta se le informaba que no se le prorrogaría la jubilación después de cumplir los 65 y que si no estaba de acuerdo podía interponer recurso de alzada. 

¿Cree usted de verdad que esta es un empresa? ¿Usted cree que una empresa eficiente despide, por haber cumplido la edad de jubilación, a uno de sus mejores trabajadores con una carta con acuse de recibo?

Los hospitales gallegos, y el resto de los hospitales españoles, no son empresas eficientes, mejor dicho, no son ni empresas porque son de todos y no son de nadie. Y lo peor aún, están controlados por los políticos, lo que no sucede en ningún país europeo avanzado. 

Mientras los hospitales sigan dependiendo del poder político continuarán deteriorándose como lo están haciendo desde hace varios años.

Un buen gesto de una empresa, no un cargo político como lo es el del hospital donde trabaja mi amigo, lo llamaría a su despacho y allí le informaría de la imposibilidad de prorrogarle la vida profesional por decisión de la superioridad.

Joaquín Lamela López 

Carta publicada en Cartas al Director en La Voz de Galicia (19/11/2013)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tos sin enfermedad orgánica

La desconfianza y los gallegos (Los gallegos: ¿cautos o desconfiados?)

El deseo