Vacunación antineumocócica



 







Vacuna antineumocócica 

El strepcococcus pneumoniae (neumococo) es una bacteria que puede causar infecciones en diversos órganos y por eso se denomina a todo el grupo enfermedad neumocócica:

Infecciones de oídos

Sinusitis (infecciones de los senos paranasales)

Neumonía (infección en los pulmones)

·        Bacteriemia (infección del torrente sanguíneo)

·         Meningitis (infección del tejido que cubre el cerebro y la médula espinal)

·         Septicemia (respuesta extrema del cuerpo a una infección)

Ahora y aquí solo hablaremos de la neumonía o infección en los pulmones. Los síntomas habituales son escalofríos y fiebre, tos, respiración rápida o dificultad para respirar, y dolor en el pecho. La neumonía neumocócica mata a 1 de cada 20 adultos que la contraen.

Los adultos de mayor riesgo de padecer neumonía son los mayores de 65 años, los que consumen alcohol en exceso, los que fuman cigarrillos, los que padecen enfermedades crónicas del corazón, del hígado o de los riñones, los que padecen enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y diabetes.

Existen dos vacunas antineumocócicas. Además, la vacuna antigripal puede proteger de la neumonía neumocócica porque padecer la gripe puede aumentar la probabilidad de padecer neumonía neumocócica.

PCV13
Esta vacuna antineumocócica conjugada (PCV13 o Prevenar 13) protege contra 13 tipos de bacterias neumocócicas. Se recomienda para los todos los adultos de 65 años o mayores. Los adultos de 19 años o mayores que tengan ciertas afecciones también podrían necesitar una dosis de PCV13.

PPSV23
La vacuna antineumocócica polisacárida (PPSV23 o Pneumovax 23) protege contra 23 tipos de bacterias neumocócicas. Se recomienda para todos los adultos de 65 años o mayores y para los adultos de 19 a 64 años que tengan ciertas afecciones o que fumen cigarrillos y en estos se pondrá una o dos dosis. Si se administró una dosis antes de los 65 años se recomienda administrar una dosis cinco años después.

Si se administran ambas debe administrarse primero la PCV13. Y la PPSV23 debe administrarse un año después, no en la misma visita.

En los de edad entre 19 y 64 con enfermedades crónicas (cardíacas, hepáticas, pulmonares, diabetes), alcoholismo o tabaquismo: 1 dosis de PCV13.

En los de edad entre 19 o mayores inmunodeprimidos (inmunodeficiencia congénita o adquirida), insuficiencia renal crónica, síndrome nefrótico, leucemia, linfoma, enfermedad de Hodgkin, malignidad generalizada, inmunosupresión yatrogénica (medicamentos o radioterapia), trasplantados, mieloma múltiple o anesplenia funcional: una dosis de PCV13 seguida por una dosis de PPSV23 al menos 8 semanas después y entonces una segunda dosis de PPSV23 al menos 5 años después de la previa PPSV23; a la edad de 65 años o más administrar 1 dosis de PPVS23 al menos 5 años después de la más reciente PPVS23 (solo se recomienda administrar 1 dosis PPSV23 a la edad de 65 años o más edad).

¿Cuáles son los riesgos de la vacuna antineumocócica?
Las vacunas antineumocócicas son seguras, pero puede haber efectos secundarios. Puede haber enrojecimiento, dolor e hinchazón en el sitio de la vacuna. También se ha reportado fiebre leve, dolor de cabeza, escalofríos o dolor muscular. Las reacciones alérgicas a cualquiera de estas vacunas que pongan en riesgo la vida son muy poco frecuentes.   

clinicajoaquinlamela.com
https://www.topdoctors.es/doctor/joaquin-lamela-lopez

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tos sin enfermedad orgánica

Enamorarse y casarse después de los 60, ¿es saludable?

Las mascarillas y las no aglomeraciones, ¡cuánta salud nos han dado... y nos darán!