Sobre la bronquitis aguda, una vez más





“El amor y la tos no pueden ocultarse” (Refrán italiano)






    Volvamos a hablar de las bronquitis agudas. Ayer decía Wladimir Alonso, un científico que lleva muchos años estudiando la gripe, que no sabemos nada de esta enfermedad a pesar de que es una de las más estudiadas. En la gripe también se produce bronquitis aguda o inflamación aguda de los bronquios, causada en este caso -esto sí parece que lo sabemos- por el virus influenza. Cuando la bronquitis no está causada por este virus de la gripe está casi siempre causada por otros virus, como rinovirus, adenovirus, etcétera, y muy raramente por bacterias como la que causa la tosferina, llamada bordetella pertussis.
    No sé la razón, aunque la sospecho, del por qué los pacientes consideran a la bronquitis como una enfermedad importante. Y no es así. Sí es verdad que los síntomas de la bronquitis aguda son muy molestos, pero no es una enfermedad seria.
    La tos, síntoma principal y más fastidioso, al principio seca y luego con expectoración más o menos importante, puede durar varias semanas; al comienzo es diurna y nocturna y suele comenzar a disminuir primero por la noche. Pero esta disminución no es regular y puede uno creer un día que ya casi ha pasado y al día siguiente empeorar de nuevo. Otros síntomas menos habituales son febrícula uno o dos días, cansancio, pérdida de apetito, aumento de la sudoración y dolor muscular en el tórax y abdomen relacionado con los accesos de tos repetidos. El pulmón no duele salvo cuando la enfermedad pulmonar afecta a estructuras contiguas, como por ejemplo las pleuras que los cubren.
    El comienzo suele ser con molestias, como rascazón, en la garganta y tos o con catarro nasal que “baja al pecho”, como dicen los enfermos.
    Como la bronquitis aguda está causada por virus los antibióticos no tienen eficacia alguna y es bueno aclarar que la coloración del esputo se debe al número de células inflamatorias, leucocitos, y la coloración amarillenta o verdosa la causan los virus igual que las bacterias. Hay una falsa creencia debido a la información del personal sanitario que si es amarillento o verdoso se debe a una bacteria y precisa tratamiento antibiótico.
    Puede recomendarse paracetamol para el dolor torácico o febrícula y cuando el síndrome tusígeno de vías aéreas superiores es muy molesto, con tos seca, en los adultos menores de setenta años los antihistamínicos de primera generación puede causar disminución de la tos nocturna por aumento de la somnolencia en algunos pacientes.
    Estoy de acuerdo con los enfermos que la padecen. Lo sé bien. La tos es molestísima, pero no la solucionan los jarabes con expectorantes, broncodilatadores y antihistamínicos, ni los antibióticos, ni los medicamentos inhalados con broncodilatadores y corticoides. Solo se soluciona con el paso del tiempo. Sí, sí, los síntomas son muy molestos, pero la bronquitis aguda no es grave, se cura sola. Los médicos, para hacer desaparecer la tos teníamos que curar la bronquitis aguda. Y se cura sola. Hay que tener paciencia. La tos siempre acaba pasando. El otro día decía una señora en las redes sociales que había padecido una y los síntomas habían sido tremendos; sí es verdad, son molestísimos.
    Por contagio de pacientes y familiares padezco unas dos tres bronquitis agudas cada año y, durante la evolución, paso casi siempre tres o cuatro noches durmiendo en un sillón o sofá, nunca he tomado ningún medicamento y se han curado todas. Mi hija de pequeña tosía noche y día durante semanas con las bronquitis (las personas pachorras tosen menos) y mi suegra y las profesoras del colegio le decían que por qué yo no le daba medicinas, jarabes, etcétera. Nunca le di nada y está sanísima. Mis nietas, están continuamente con resfriados y bronquitis agudas, y sólo toman al principio algún antipirético si tienen fiebre. Ahora a los pequeñitos se les extraen con unas pipetas el moco nasal y yo siempre les digo que los mocos de la nariz salen sin pipeta cada vez que tosen o estornudan.
    En los otoños, inviernos y primaveras es cuando más atacan los resfriados y bronquitis agudas. No se desespere. Tenga paciencia. Si el resfriado y bronquitis aguda no se complican con sinusitis aguda bacteriana o neumonía, acabarán curándose solos, sin medicación. No hay gripes ni bronquitis “mal curadas” si no se han complicado.
    Estamos igual que en los 70 del siglo pasado, cuando le oí decir, recién terminada la carrera, al médico de mi ayuntamiento, el mejor que he conocido: “ahora los pacientes te piden que le soluciones la tos de la bronquitis porque no quieren pasarlo mal y no entienden que no tengamos medicinas para curar esta infección vírica de los bronquios tan molesta”. Ahora seguimos lo mismo que por aquellas fechas. La única diferencia es que los pacientes salen de la consulta de algunos médicos con tres o cuatro medicamentos que no servirán de nada, pero como la bronquitis irá mejorando con el paso de los días el paciente creerá que la mejoría se debió a los medicamentos. Al año siguiente, con la próxima bronquitis el paciente y el médico harán lo mismo. Y las compañías farmacéuticas seguirán encantadas haciendo también lo mismo, vendiendo medicamentos.




Comentarios

Entradas populares de este blog

Tos sin enfermedad orgánica

Enamorarse y casarse después de los 60, ¿es saludable?

Arrugadísima, guapísima