No muerdas la mano que te da de comer





“La masa busca al líder, no porque lo estime sino por interés; y el líder acepta a la masa por vanidad o por necesidad” (Napoleón I)





    En un artículo publicado recientemente en el mundo.es, Luis María Anson decía esto: “Lo grave es que el secesionismo catalán no pasaba en 1978 del 8% y roza ahora el 50%. Lo grave es que no se ha sabido ni contener la hemorragia ni tomar las medidas para evitar el desastre. 2.000.000 de secesionistas consideran hoy verdades incuestionables las más burdas mentiras históricas y, además, 200.000 activistas se adueñan de las calles de Barcelona, están ya en la frontera de la violencia urbana y atemorizan a la ciudadanía sensata y trabajadora”.
    Este aumento del número de secesionistas catalanes se achaca a la educación en las escuelas catalanas donde les enseñan las más burdas mentiras históricas sobre España, como muy bien dice Anson, a los medios de comunicación de la Generalidad, etcétera, etcétera, etcétera.
    Pero además de todo esto, en mi opinión, en este aumento del secesionismo han influido otras cosas.
    ¿Cuántos chiringuitos, embajadas, empresas oficiales y paraoficiales han sido creados únicamente para ocupar a paniaguados de los suyos? ¿Cuántas subvenciones se han dado a periódicos impresos y online, radios y televisiones a cambio de seguir sus dictados? ¿Cuántos puestos innecesarios en gobiernos locales, provinciales, autonómicos y en muchos otros organismos de la Generalidad, muy bien remunerados, se han creado para conseguir el apoyo al independentismo desde hace mucho tiempo y con distintos gobiernos?
    Toda esa gente favorecida y sus familias son mucha gente. ¡Y claro que apoyan a los independentistas! Por interés. Ya dice el refrán castellano: “No muerdas la mano que te da de comer”. 
    De esto los partidos constitucionalistas no dicen nada. ¿Por qué? ¡Porque cuando y donde gobiernan hacen lo mismo!


Comentarios

Entradas populares de este blog

Tos sin enfermedad orgánica

"Gripe mal curada"

Resfriado común y bronquitis aguda