¿Qué es ir al médico sólo lo necesario?


 
“El mejor médico es el que conoce la inutilidad de la mayor parte de las medicinas” (Benjamin Franklin)          

    Al final del artículo anterior de este blog, que titulamos “Quién va más al médico muere antes”, había quedado en explicar qué es ir al médico sólo lo necesario, y, cómo siempre creí que lo prometido es deuda, no tengo más remedio que cumplir lo prometido aun sabiendo lo difícil que me resultará explicárselo o mejor dicho explicarme.

    Si pienso que me resultará difícil explicarlo tal vez sea porque no lo tengo claro, porque ya decía Albert Einstein que cuando sabías bien algo debías ser capaz de explicárselo a tu abuela y que ella lo entendiera.

    Basaré mi razonamiento teniendo en cuenta lo que he aprendido después de más de cuarenta años ejerciendo como médico. ¡Ojalá pueda seguir ejercitando esta maravillosa profesión bastantes años más!

    En los últimos años se ha puesto muy de moda lo del diagnóstico temprano de las enfermedades (dedicaré también próximamente otro artículo para hablar sobre la falacia del diagnóstico precoz). Ya traté el tema de los chequeos médicos en este blog, en La Región de Ourense (http://www.laregion.es/opinion/joaquin-lamela-lopez/chequeos-medicos/20130113074029257467.html) y di mi opinión en elconfidencial.com (http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2013-10-15/verdades-y-mentiras-sobre-los-chequeos-medicos-sirven-de-verdad-para-prevenir_40569/), y los chequeos médicos están relacionados con el diagnóstico precoz.

    La moda del diagnóstico precoz hizo que los médicos generales de nuestro país recomendaran a los pacientes exámenes analíticos de sangre periódicamente, cada seis o doce meses habitualmente, para ver si encontraban anormalidades que permitieran diagnosticar enfermedades tempranamente. En mi opinión hubiese sido mejor citarlos cada seis o doce meses no para realizarles análisis de sangre, un elevado expendio casi siempre improductivo, sino para decirles que dejasen de fumar a los que fumasen, que comiesen poco a los que comiesen mucho, que bebiesen menos -bebidas alcohólicas, se entiende- a los que bebiesen mucho y que caminasen a los que no caminasen.

    En estos análisis de sangre las anormalidades que suelen encontrarse son las cifras de glucosa o de colesterol elevadas, y, en vez de intentar normalizarlas con dieta y ejercicio, lo que hacen habitualmente los médicos es recomendar medicamentos que los pacientes continuarán tomando probablemente durante toda la vida, ante la facilidad –aquí, todo lo relacionado con la salud es “gratis”- para seguir ordenando las mismas medicinas en cada revisión posterior. En nuestro país para ordenarlas solo se necesita clickear una vez con el ratón del ordenador.

    Hemos dicho en múltiples ocasiones que muchos de los casos de diabetes e hipertensión arterial en la edad adulta están relacionados con la obesidad y que adelgazando probablemente se solucionasen la mayor parte de ellos sin tomar medicamento alguno. Y también dijimos que la toma de fármacos para rebajar la cifra elevada de colesterol solo protege de padecer enfermedad cardiovascular a un porcentaje mínimo de todos los que los toman.

    Como la industria farmacéutica vio un filón en lo del diagnóstico precoz para aumentar las ventas de sus fármacos comenzaron a influir en los médicos -los laboratorios farmacéuticos influyen sobre los médicos corrompiéndolos-, invirtiendo dinero para diagnosticar precozmente enfermedades relacionadas con los medicamentos que ellos venden.

    Un ejemplo. Comenzaron a "influir" en los médicos neumólogos para convencer a los médicos generales de la bondad de diagnosticar precozmente la enfermedad pulmonar obstructiva crónica tabáquica en sus pacientes fumadores. Invirtieron dinero en la compra de espirómetros y en los pagos a médicos neumólogos para que hicieran de coordinadores con los médicos y enfermeras de atención primaria, para conseguir diagnosticar al mayor número de pacientes con esta enfermedad causada por fumar cigarrillos. No lo hicieron para que los pacientes fumadores con esta enfermedad dejasen de fumar, que es lo único que funciona en los estadios precoces y avanzados de la misma, sino para que los médicos generales comenzasen a tratar a estos enfermos con fármacos broncodilatadores, e incluso corticoides, inhalados. Aunque después se ha reconocido por el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Atlanta (CDC) y el Colegio Americano de Médicos del Tórax (ACCP) que el diagnóstico precoz de esta enfermedad no aporta beneficio alguno para el paciente, las compañías farmacéuticas ya han conseguido grandes beneficios económicos.

    Otro. Las compañías farmacéuticas que comercializan medicamentos para el tratamiento del hipotiroidismo están, desde hace algún tiempo, facilitando gratuitamente la realización de análisis en sangre a los enfermos que acuden las consultas médicas de países emergentes, como la India por ejemplo, para diagnosticar hipotiroidismo y tratarlo en personas sin síntomas. Se sabe que no aporta beneficio alguno tratar el hipotiroidismo subclínico, es decir que no ha dado síntomas, pero eso para las compañías farmacéuticas es lo de menos. Lo que les importa es que los médicos prescriban sus medicamentos aunque al paciente no le aporte beneficio alguno e incluso le pueda aportar perjuicios, es decir, efectos adversos.

    Por todo lo comentado me atrevo a recomendarle:

1. Haga o lleve una vida sana. Salud no es ir mucho al médico, ni realizar análisis periódicos, ni tomar medicamentos; salud es no fumar, tomar pocas o ningunas bebidas alcohólicas, comer poco y caminar mucho.

2. Vaya el médico cuando se encuentre mal, incluso lo antes posible cuando tenga síntomas que considere significativos y que no mejoren, pero antes de tomar los medicamentos que le haya recetado pregúntele el diagnóstico de su padecimiento y por qué tiene que tomar los medicamentos que le ha prescrito, y cuáles son los beneficios esperados y los efectos secundarios posibles o probables. Si no le deja convencido pida una segunda opinión.

3. No le aconsejo realizar chequeos médicos, ni revisiones periódicas si está asintomático salvo que padezca una enfermedad crónica. Nuestro anterior Rey hacía chequeos periódicos y ya ve usted todos los problemas que ha tenido y tiene, probablemente por no llevar una vida saludable.

4. Si tiene historia de cáncer en su familia, o tiene o ha tenido factores de riesgo de cáncer (fumar cigarrillos, por ejemplo), si nota algo raro en su cuerpo, algo que no va como antes, consulte a su médico.

 
www.clinicajoaquinlamela.com
http://joaquinlamela.blogspot.com.es
https://twitter.com/LpezInfo
https://facebook.com/joaquinlamela
https://facebook.com/clinicajoaquinlamela
Google+

 

 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tos sin enfermedad orgánica

El arte de enamorar (a las mujeres)

Enamorarse y casarse después de los 60, ¿es saludable?